Javascript Menu by Deluxe-Menu.com

Romano Kerr: DIOS GUNDAR DIOS GUNDAR - Romano Kerr
OPRIMIR CONTROL + F, APARECERÁ EL BUSCADOR DE CONCEPTOS DE ESTE ENSAYO

DIOS GUNDAR

LA LEYENDA DE GUNDAR



TOTEM DE ADORACIÒN:
 EL ÀRBOL DE LA VIDA : 

SU ESPOSA FRIDDA Y SU HIJA FREIJA


LA LEYENDA

En esta parte del texto, quisiera ahondar en algunas leyendas que fueron llegadas hasta mi, de la boca de mi tío abuelo Waynee Abalander Kerr (1910-1985), leyendas que no figuran en ningún texto antiguo ni moderno, pero que sin embrago él creía fervientemente y decía pertenecer tradiciones navideñas de los antepasados de mi familia, sumados a sus investigaciones personales sobre las tradiciones mágicas del mismo Clan, nuestro clan maternal. Por tanto este capítulo, está basado en nuestra propia y particular teoría, a la cual quiero dejar claro, es propia, ya que nadie ha vuelto del infierno y ha podido contarlo. Por tanto no pretendo hacerles creer mi conjetura, solo narrar otra leyenda navideña más.

Este libro habla de amor a través del tiempo, un amor eterno, un amor marcado una y mil veces con la muerte y las guerras, el amor de antiguas madres olvidadas, estos son los recuerdos de los hombres que murieron mil veces, como los mejores héroes de las batallas. Porque el Arquitecto divino es así, utiliza a los mejores como esclavos, una y mil vidas, para evolucionar el mundo, mientras que la vida eterna solo se las da a los pecadores o los energúmenos, ya que estos últimos, serían servidores fáciles de dominar. Y es esta la Maldición de ser Perfectos, estar condenados al ¨eterno retorno¨, y a la eterna ausencia.

Dios ha muerto, dijo Nietzche, y no mentía. La Leyenda más antigua del Ragnarok que ha llegado hasta mis oídos, y que corresponde a uno de los nombres que mi familia espiritual me ha dado, narra la epopeya de Gundar, el supuesto hermano de Ymir, y dice algo así: Mymir, Audumla, Ymir y Gundar, nada tienen de la raza genética de los semitas venidos del diluvio, y si por el contrario, la sangre de los Gigantes hijos de Lug, mencionados en el Éxodo Bíblico como Nefilines.[57] Gundar nació entre el 21 y el 25 de diciembre, en el solsticio de invierno en el año 5.000 aC aproximadamente, hermano menor de Ymir, e hijo de Mimyr, que a su vez era descendiente de Lug (Héroe del Pleistoceno), en la antigua cueva del Valhala, situada al Norte de Escandinavia.

La antigua costumbre de los primitivos pueblos arios, era obsequiar alimentos y generar una fiesta para los familiares, en el día de cumpleaños, esta costumbre se volvió un día de festivo, e incluso dio origen a la verdadera Navidad, el día del nacimiento del Dios Ario, y no de Jesucristo, quien debería haber nacido a lo largo de la primavera o el verano judío, periodo en que las ovejas pastaban cerca del pesebre.

La familia de Gundar era una raza nacida de la evolución de los ya extintos simios blancos del polo norte, criaturas hoy recordadas como Yetis, o Pies Grandes, eran homínido de pelambre lacia, blanca o rojiza, con sus característicos ojos claros, capaces de poder mirar profundamente en la oscuridad de las largas noches polares. En estos homínidos, en mi opinión, los seres extraterrestres decidieron engendrar la raza aria.

Gundar es uno de los dos gigantes que no se ahogaron en el diluvio antiguo, por vivir en el Polo Norte. Durante este periodo del diluvio universal, el Ragnarok marcó paradójicamente el Génesis del pueblo Ario.

Dicen que en esta era de crisis, la hambruna fue tan grande, que Gundar (ya enfermo de hambre y lepra ) se entregó desahuciado para ser comido el 25 de diciembre , en la noche de su cumpleaños, para dar de comer a los hijos que había tenido con una giganta llamada Gelda, como obsequio para aplacar el hambre. Esta fiesta tristísima y a su vez salvadora, dio origen al culto del solsticio, ya que les dio tiempo para resistir hasta el retorno de los renos, por lo cual sus hijos lo establecieron como la primera Fiesta Anual del pueblo.

Su vida se mezcla con la saga de Ymir, ya que juntos mataron a su padre Mimyr, cuando este intentó violarlos en la cueva de sus infancias; Ymir le dio un gran palazo en la cabeza, mientras que Gundar le asesinó con una Flecha. A los Siete años Gundar había inventado por primera vez el Arco, para cazar animales veloces y mantener a distancia a sus enemigos.

A los veintiocho inventó un tipo de primitivas Runas, las cuales fueron entregadas a Imyr antes de suicidarse en sacrificio. Asentados en el norte de Finlandia, cercanos a la Aurora boreal. Luego de la muerte de Gundar, Ymir y su tribu migrarán, para escapar del Frío y dar fin al Ragnarok, que sin saberlo, los había salvado del Diluvio.

Gundar es el nombre del Caído de los Celtas, el Dios Ario que reencarna, el Dios Viviente del Valhala, hermano menor de Ymir, pero ancestro y patriarca de Odín; es hijo de una diosa llamada Fridda, y en muchas cosas es muy parecido a Freyr.

Gundar es el Caminante y Viviente, el Dios que Sangra, mientras Ymir es el Dios Durmiente.

Gundar ha reencarnado muchas veces y poseído muchos nombres, entre ellos: En, Nimrod, Tutnet, Balaham, Efebo, Tyw, Greendell, y muchos otros; casi siempre naciendo en los solsticios de invierno, poseedor de rojas cabelleras y ojos verdes muy claros, a diferencia de su hermano Imyr que era calvo y rubio de ojos azules.

Tras la muerte de su madre, Fridda , Gundar se puso a intentar recordar la tradición mágica que ella le narrara en su infancia, leyendas de los ancestros de su linaje materno, para así conectarse con su Madre nuevamente y conocer el cielo. Fue el verdadero creador de las runas primitivas, inventando un código para poder escribir. Además del primer creador del Arco en el territorio. Es el Héroe más Traicionados de Todos, puesto que es el Dios Olvidado, y Robado, ya que reencarna regalando su carne y su sangre perpetuamente a la tierra.

Gundar, el dios Pelirrojo de Ojos Verdes, eternamente enamorado de Gelda la gigante. Es pelirrojo como la sangre derramada y de ojos verdes como la naturaleza, suele ser un Dios Mártir, ya que se entrega en sacrificio, para redimir a los otros.

Tras la búsqueda de la sabiduría, el enferma de Lepra, al debilitarse por el hambre, por una herida de batalla mal curada en la pierna.

La leyenda cuenta que en el Ragnarok, en la noche del 25 de diciembre aproximadamente, en el Solsticio de invierno (el mismo día que Gundar había nacido), pero veintiocho años después, en la hambruna más cruel y en la noche más fría del Ragnarok, periodo paralelo al diluvio universal, pero visto desde el Frío Polo. El entregó su cuerpo leproso, para ser comido por su familia y el Clan, según un pacto hecho con Ymir, su Líder.

Imyr lo destazó y los carneó, y entre todos le comieron, y se repartieron sus carnes. Gundar, es el Dios olvidado de las Navidades, el establece al igual que Ra y Nimrod, el Árbol Navideño como su ritual más sagrado, ya que lo conceptualizaba como el propio árbol genealógico de cada familia, al que ellos llamarón Iggdrassill.

Pero Gundar esta encadenado a reencarnar, el no puede ir al Valhala, ya que no ha muerto en una batalla, es su propia sangre la que alimenta la tierra. Esta fue la leyenda que mi buen y loco tío, me narró sobre las raíces de nuestro Clan Matriarcal.

En Fin, para los hijos de mujeres arias y celtas, las deidades escandinavas son muy provechosas para mantener el Foso de Almas custodiado con espíritus nobles y bellos, pero cada raza deberá buscar y aceptar sus propios Ángeles raciales para despertar a los Ángeles Familiares, y así conocer sus mitos propios.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentario:

Entrada destacada

JUGUETES ARTESANALES Y CASEROS EN RESINA O ACRÍLICO (HÁGALO USTED MISMO)

CREANDO VEHÍCULOS CASEROS A continuación explicaré un método sencillo y económico de acrecentar nuestras tropas estratégicas de Juegos ...